Vandal Sports
Destapados conflictos y problemas internos en Riot Games
20:31 1 de Septiembre de 2016

El periodista James 'Obscurica' Chen tira de la manta y se desencadena una gran polémica en Twitter.

El periodista americano James "Obscurica" Chen ha destapado graves conflictos internos en Riot Games, la compañía responsable de League of Legends y su sistema de competiciones de eSports (conocido como LOLEsports). Según la información del periodista, todos los conflictos recientes con el ecosistema de la League of Legends Championship Series tendrían su causa en la falta de comunicación entre Whalen Rozelle y Jarred Kennedy, director de eSports y de negocios respectivamente.

Esta falta de liderazgo habría desencadenado todos los problemas recientes de las LCS, así como la salida de tres directores de liga en tres años. El artículo es realmente controvertido, aludiendo a numerosas fuentes internas de Riot y contando diferentes polémicas desconocidas hasta la fecha. El autor ha tenido relación con la compañía Riot Games y ha colaborado en el portal Lolesports, algo que reconoce él mismo en el artículo.

Una posición por amiguismo

En el artículo el periodista afirma que Whalen Rozelle, director de eSports de la compañía, tiene ese puesto por su relación con Dustin Beck, hermano de Brandon Beck, fundador de Riot Games. En el artículo se insinúa que Rozelle fue elegido a dedo por Dustin Beck por su buena relación, y que ninguno de los dos tiene conocimiento alguno o experiencia en el campo de los eSports.

Según el artículo, Riot Games habría perdido grandes oportunidades de monetizar las retransmisiones de sus ligas al no tener un equipo encargado de buscar espónsors, y que eso hace que los equipos que compiten en la LCS pierdan también grandes oportunidades de rentabilizar sus inversiones. También se dice que no existe comunicación entre la liga y los equipos, todo por causa de Rozelle.

Se especula con que el dinero extra que podría ganar Riot Games con la esponsorización de su liga no importa demasiado a los responsables de la compañía, ya que los 20 millones de dólares adicionales que calcula que podrían reportar no es una gran cantidad en comparación con lo que Riot está ganando con el propio juego (que es el más jugado del mundo).

En el artículo también se señalan las "manías" que el propio Rozelle tiene hacia ciertas personas del mundo de los eSports en Norteamérica, como el comentarias y ex propietario de Renegades Banditos Cristopher ‘Montecristo’ Mykles, que fue obligado a vender su equipo meses atrás por la propia Riot.

La polémica en Twitter no ha tardado en llegar.

Más sobre

Comentarios: 0