Vandal Sports
Crónica: Los dos primeros días de Call of Duty XP
18:11 3 de Septiembre de 2016

La primera jornada resultó desastrosa para Giants Gaming.

Han transcurrido ya cinco años desde la primera edición de Call of Duty XP, un evento repleto de espectacularidad, anuncios y que trajo consigo el primer campeonato mundial de Call of Duty. Y cinco ediciones hemos tenido que esperar para vivir otro evento de dimensiones similares. El campeonato mundial se celebra todos los años en Los Ángeles, pero la experiencia XP solo en ocasiones especiales. Y como ocasión especial que es, Activisión ha tirado la casa por la ventana con un mundial en el que se repartirán varios premios que suman dos millones de dólares, nada más y nada menos.

El equipo español, compuesto por los jugadores expertos en el universo Call of Duty, Tojor, LGend, Sammy y Methodz, llegó hace unos días a Los Ángeles sonrientes y con la misión de conseguir una buena posición en esta edición. Varios de los jugadores repiten, conocen la experiencia, los nervios, el sudor y los enfados. Liderados por su capitán Tojor, aspiraban a un buen fin de semana en esta edición celebrada en la zona de Inglewood, en el estadio The Forum. Sin embargo, el sueño español se vio truncado demasiado pronto.

El jueves es cuando se dio el pistoletazo de salida al campeonato. Se trataba de un día dedicado a prensa, "influencers", personas VIP y trabajadores de la industria. Medio a puertas cerradas es como se celebraron las primeras rondas de eSports de este XP y con algún que otro problema en los servidores de PlayStation Network que provocó retrasos prolongados, aumento de nervios por parte de los jugadores y algún que otro enfado.

El único equipo representante de España está acostumbrados a mantenernos con el alma en vilo en los mundiales. Normalmente empiezan con mala mano, pero son expertos en remontar de manera espectacular, con jugadas en las que acaban destacando sobre sus rivales. En el pasado nos hicieron creer en ellos y en sus posibilidades de clasificarse, pero finalmente quedaban descalificado los sábados, la antesala a la celebración de la gran final. En esta ocasión no será así: Game Over para Giants Gaming desde el día uno.

El equipo español no tuvo suerte con su reparto de contrincantes, que les metieron paliza tras paliza con un contador en el que se les vio claramente desfavorecidos en todo momento.

Tras nueve meses brillando en diversas ligas por medio mundo, los 32 mejores equipos de Norte América, Australia/Nueva Zelanda y Europa se veían las caras en la primera jornada de Call of Duty XP 2016. El hecho de que el equipo español llegara hasta aquí significaba haber atravesado duras pruebas en su camino. Europa obtenía, en esta ocasión, 12 plazas para el mundial, mientras que NorteAmérica tenía 16. Por su parte, Australia/Nueva Zelanda tenían una representación de cuatro equipos.

En el primer día de combates donde se jugó la fase por grupos, solo los dos mejores equipos de cada grupo podrían pasar a la siguiente fase. El equipo español entró en el grupo E, con grandes rivales como Faze Clan, Elevate y Most Wanted, los tres norteamericanos. Un reto de elevada complejidad, teniendo en cuenta que este tipo de equipos viven totalmente inmersos en el mundo de la competición de eSports, con duros entrenamientos y unas infraestructuras, equipaciones y esponsorizaciones difíciles de encontrar en territorio europeo. Aún así, el equipo español se sentó en sus puestos dispuestos a llegar lo más lejos posible.

Seis derrotas, una tras otra, llevaron al equipo español al fracaso en la nefasta jornada del jueves. En la primera partida se enfrentaron a Faze Clan y en la segunda a Team Elevate. Sí, el equipo español quedó eliminado rápidamente el primer día pero siguió jugando para posicionarse para saber si quedaban terceros o cuatros en el grupo (a pesar de que el premio fuera el mismo).

En la jornada del viernes se enfrentaron al otro equipo perdedor de su grupo: Most Wanted. En esta ocasión las partidas estuvieron mucho más ajustadas y el equipo español consiguió dominar en varias ocasiones. Empezó con una victoria de Most Wanted en el mapa Stronghold (modo Hardpoint), pero Giants Gaming se hizo con el segundo mapa 6-0 de búsqueda y destrucción en Redwood. El modo Uplink también se le dio bien a los españoles en el tercer mapa, pero la captura de bandera en el cuarto mapa puso el marcador 2-2. Los nervios y varios errores de coordinación precipitaron su derrota en el último mapa, búsqueda y destrucción en Breach. Giants Gaming quedaba, así, cuartos dentro de su grupo, pero se llevaban un premio de 15.000 dólares.

Partida final de Giants
Partida final de Giants

Este año parece que nadie se va con las manos vacías ya que se ha producido el mayor reparto de galardones (con premios metálicos) en la historia del campeonato:

Primer premio: 800.000 dólares
Segundo premio: 250.000 dólares
Tercer premio: 150.000 dólares
Cuarto premio: 120.000 dólares
Puestos 5-6: 70.000 dólares
Puestos 7-8: 50.000 dólares
Puestos 9-12: 30.000 dólares
Puestos 13-16: 20.000 dólares
Puestos 17-25: 15.000 dólares
Puestos 26-32: 15.000 dólares

Más sobre

Comentarios: 0